Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Mi tío Auber nació en Cali – valle el 22 de enero de 1945, siendo el menor de 10 hermanos, 5 mujeres y 5 hombres, siendo muy joven más o menos a la edad de 18 años viajó a los Estados Unidos de América, posteriormente se abrió camino trabajando en labores como por ejemplo lavando loza en restaurantes y mientras tanto aprendió el idioma inglés, luego siendo mesero y terminó el high school, posteriormente obtuvo trabajo como traductor y trabajó mucho tiempo en esto, mientras terminaba su carrera como contador.

    Siendo profesional trabajó en grandes empresas, donde ganaba muy bien y siendo joven se dio la gran vida, paseando, viajando, de rumba, siempre ayudó a sus padres y por primera vez vino a Colombia después de 12 años de haber viajado a los EEUU, cuando obtuvo la residencia y el dinero suficiente para viajar.

    Sin pensarlo mucho se casó con una mujer americana, sin embargo no le fue muy bien en ese matrimonio, en el que no hubo hijos y se separó más o menos después de 3 o 4 años, esto lo dejó casi en la ruina pero tuvo que trabajar duramente para volver a levantar vida.

    Después de andar mucho la vida un poco desordenada de fiestas y bebida, un día alguien lo llevó a la iglesia y tuvo un cambio de vida radical, se volvió creyente y dedicado a llevar una vida sana y próspera, estuvo trabajando el world trade center por muchísimos años, pero la compañía un dia quebró y los tuvieron que liquidar, la familia estuvo muy preocupada porque ya no tenía trabajo, pero como ya estaba en los caminos de Dios, la iglesia le tendió la mano y lo ayudó, pasados seis meses de haberse terminado su trabajo en las Torres Gemelas, ocurrió la ya famosa y conocida tragedia de estas torres, fue entonces cuando él y su familia comprendieron porque Dios habría permitido que él se quedara sin trabajo, pues lo más probable es que si hubiera estado trabajando habría muerto en la tragedia, ya que laboraba en los pisos donde se inició la conflagración.

    Estando al servicio de la iglesia que lo acogió, viajó al Ecuador a realizar trabajos religiosos, pero sin remuneración, sin embargo tenía pago lo que equivale a los viáticos para sobre vivir allá, cuando adquirió sus pasajes de viaje le preguntaron si quería pagar los seguros de vida, pero como iba sólo por una semana le pareció que no era necesario, pues luego viajaría a Colombia donde está toda su familia, estando en el Ecuador más o menos al cuarto día, tuvo un episodio de mareo que terminó desmayándose y al caer se golpeó fuertemente la cara al punto que se fracturó las vértebras cervicales justo donde ya padecía hernias discales, el accidente fue muy difícil, lo trasladaron por urgencia a un hospital en la ciudad de Ambaco – Ecuador, allí no habían especialistas para hacer la cirugía.

    Tuvo que ser trasladado a Clínica particular, la iglesia corrió con todos los gastos y fue operado por uno de los mejores especialistas que fue contactado por personas de la iglesia, en esos días operaron a varias personas, algunos más jóvenes que mi tio y uno de ellos falleció y otro quedó

    cuadripléjico, siendo cirugías de la misma lesión; mi tío respondió satisfactoriamente, los mismos médicos quedaron asombrados de la fortaleza de él y se recuperó satisfactoriamente, él y la familia dicen que su fé en Dios es lo que aún lo tiene con vida y que fue Dios quien hizo la obra de mantenerlo aún con vida.

    Hoy en día ya es pensionado por los Estados Unidos de América y estudia la posibilidad de venir a vivir en Colombia y comprar vivienda en Cali, siendo una persona de la tercera edad goza de una buena salud y dice que su vida cambió completamente cuando cambió su vida de mundo por una vida creyente en Dios.
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.