Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • La soledad es una sensación densa y pesada. A veces me me envuelve cálidamente, como un edredón en invierno; y a veces me oprime el pecho y no me deja respirar.

    Lleva tanto tiempo conmigo que la considero algo físico, casi una persona... he descubierto que suele comportarse como tal, con sus manías, virtudes y defectos.

    Hay días en los que me acompaña como una buena amiga. Soledad y yo leemos, cocinamos, vemos la tele, escuchamos música, tomamos el sol... Nos miramos a los ojos y sabemos que estamos en paz y felices. Hacemos buena pareja.

    Pero hay días en los que la convivencia se tuerce... es entonces cuando me peleo con ella y le pido llorando que se marche porque necesito que deje espacio para que me acompañe alguien real, de carne y hueso. En esos momentos es cuando deseo hablar, sentir, vivir. Salgo a la calle y la dejo en casa... camino, a veces sin rumbo buscando algo que no sé definir bien. Pero esto no siempre es suficiente. Necesito más. Y entonces, si nadie puede hacerme compañía y llenar ese vacío, me toca reconciliarme con ella y aprender a soportarla de nuevo.

    Cada reconciliación me hace sentir un poco más mezquina porque vuelvo a Soledad como último recurso. Ella es mi Plan B.

    Hace poco vimos ponerse el sol juntas. El cielo se puso rosa detrás de los tejados. Sin mirarla y sin rencor y a pesar de estar disfrutando del momento, le dije: 'te cambiaría por cualquiera'. Sin tomárselo a mal, asintió y sonrió... pese a su victoria momentánea sabe que tarde o temprano tendrá que hacer las maletas.
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.