Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Cuando era chamacón me metí al cine Vistarama de Tuxtla a mirar Wall Street, la mentada película de Oliver Stone, con el Charly Sheen y Michael Douglas- los tres hoy de capa caída -y la verdad es que no creía que fuera un mundo tan insano, que todo era exageracion de la trama y del "comunistoide director".No es posible que los ambiciosos hicieran tanta mierda del dinero y aposté que la nación más poderosa del planeta no iba a permitir que esos gusanos dorados llegaran más lejos, Superman nos salvaría de ellos. Sure. Salí del cine con la boca amarga. juntar millones especulando con la vida del planeta es el barranco más grande al que nos acercamos en toda la historia de la humanidad. Ali Babá y los 40 ladrones son niños de biberón al lado de las dominatrices de la Banca y las finansas.Trabajaba en la ciudad se México en los 80 cuando se puso de moda la bolsa de valores . Ya existía, pero en aquellos gobiernos se le abrieron todas las puertas y los medios la impulsaron como la panacea que iba a salvar al país de su tercermundismo y nos elevaria al alto cielo de Manhatan. Lo pintaron tan bonito que muchos mexicanos con algunos ahorros quedaron atrapados y buscaron ganar dinero "fácil" en los altibajos de las misteriosas acciones. Era jugarle a la bolsa, decían. como el pokar o los gallos. Y como en todos los vicios, los bolseros, espe-culeros les dieron a ganar de a poquito y, cuando estaban ya bien clavados y enganchados, cientos de miles de compatriotas perdieron hasta las nachas. Un compañero ingeniero que le gustaba el trago se quedó viviendo en él hasta su muerte, sin un peso para que lo enterraran; el suegro de mi prima Chayo hipotecó su microindustrias de calzado, perdió sus casas y se colgó de la tubería del baño con la cinta de sus zapatos.Hoy leo en la red de los Ocupas, de los Indignados que están de pie contra los megaabusos de los Frankestein que amamantaron sus gobiernos. Y que hoy a estos mounstruos no les basta la sangre de los subdesarrollados como nosotros y sus niños, Hoy están agarrando parejo, chupando la existencia a todos los hijos del todavía primer mundo, por igual.La verdad es que nunca he entendido como funcionan esas cosas y me pregunto si podríamos vivir sin Casas de Bolsas y que los golems financieros se dieran cuenta que están cavando su propia sepultura, arrastrando a la humanidad hacia la debacle y que no todo puede ser malo en las doctrinas socialistas. Qué pinche ingenuo me escucho al pensar esto, le hecho la culpa al Delicuente que estoy fumando, al trago de tequila que me suaviza el alma. Suerte y duro y a la cabeza. Saquen sus pancartas caobirderos, que yo los vea en las noticias y que me sienta más orgulloso de pertenecer a ese corralito de magia virtual, con sentido profundo, de mis amigos storytellers del Multiverso. Un Encabronado los saluda
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.