Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Tras un largo día primaveral el profesor preguntó a sus alumnos sobre su futura profesión, y les dejó un tiempo para que reflexionaran sobre ello. Todos los chicos comenzaron a preguntarse qué trabajos parecían los más divertidos. Cuchichearon entre ellos. Los alumnos que se sentaban más cerca de la ventana querían ser como aquellos basureros que veían pasar todas las mañanas enfrente del colegio, para poder columpiarse de las puertas traseras del camión y disfrutar del viento acariciando su rostro cada vez que el camión se pusiera en movimiento. Los alumnos de las primeras filas acordaron que querían ser profesores, para poder poner castigos duros. Y los alumnos de la última fila, como de costumbre, no se habían enterado de cual era la pregunta del profesor, así que simplemente miraban fijamente al reloj, rezando al segundero para que se diese prisa.

    Tras un minuto, el maestro, un poco pícaro, preguntó al último alumno de la clase sobre su futura profesión, sabiendo que este no había estado atento a la pregunta. El pobre chico, sorprendido por la pregunta, dijo con sencillez: "me gustaría tener una tienda de música". El profesor, que no se había quedado satisfecho presionó aún más al niño diciéndole que tener una tienda es un trabajo largo y sumamente aburrido, una tarea que requería muchas horas. El niño se encogió de hombros y, rascándose la nariz, le dijo: "por eso mi tienda sería de música, para decorar el tiempo".
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.