Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • No salgas. No te dejes influenciar por los demás. Tú has elegido tu sitio, así que ahora solo necesitas acomodarte en él. Solo necesitas aprender a hacerlo. Aprender a hacer eso y muchas otras cosas, pues es necesario avanzar, y siempre para adelante. Es normal si en ocasiones tienes que dar pasos para atrás, pero eso te enseñará para las siguientes zancadas. Conseguir tus objetivos, tus metas, pero siempre en un lugar agradable. ¿Por qué cambiar lo que está bien?

    Imagínate que estás en una isla desierta, donde solo te encuentras tú y todo lo necesario para sobrevivir. Un lugar idílico donde pasar una temporada rodeado de lo que más te gusta y con tranquilidad. Es una playa virgen, con agua cristalina y frutas tropicales. Un paraíso donde a todo el mundo le gustaría estar. Y ahí estás tú. Pero pasa el tiempo, y ya no es lo mismo. Comienzas a aburrirte, no sabes lo que hacer y ya solo buscas una salida de ese maravilloso lugar en el que a todo el mundo le gustaría estar.

    No, no salgas. Todavía quedan muchas cosas por hacer y por descubrir, lugares por explorar y zonas por las que pasar. Además, aún no has subido hasta ese volcán que culmina la isla. Siempre lo ves desde abajo y siempre te gustaría llegar hasta el cráter, pero ¿por qué no lo haces? Comodidad, solamente eso. Has vivido muy bien durante todo este tiempo sin ninguna necesidad. Pero ya es hora de cambiar, ahora hay que buscar nuevos recovecos donde pasar el tiempo, lugares donde nunca antes habías estado, y nunca creerías que encontrarías. Días, semanas y años puede que tardes en llegar hasta ellos. Y por supuesto, no siempre están en los sitios con más fácil acceso, ni llegas al lugar donde te hubiese gustado estar en la primera expedición.

    Tras mucho esfuerzo, horas de andar y explorar, y tropiezos a lo largo del camino, terminas alcanzando la cima de ese volcán. Un lugar donde tenías la curiosidad de llegar, pero que por una cosa u otra nunca te habías dispuesto a hacerlo. Cuando estás ahí toda tu perspectiva de lo que habías tenido hasta ahora cambia. Y sí, sigues estando en el mismo lugar de siempre, donde habías estado cómodo pero nunca le habías encontrado la otra perspectiva. Desde allí arriba puedes avistar toda la isla, cada punto donde habías pasado tus ratos tomando el sol, dándote un baño o donde habías intentado descubrir y disfrutar nuevas experiencias en los últimos tiempos.

    Ya está. Has conseguido tus retos, y obviamente no ha sido fácil. Si quieres conseguir algo costoso nunca es fácil, es necesario sacrificio y esfuerzo. Pero ahí estás, en lo más alto, en el lugar donde siempre habías querido estar. Y no, no has necesitado salir de tu isla desierta, de tu zona de confort, donde constantemente disfrutabas. Sigues ahí, haciendo lo que más te gusta, en las mismas condiciones que antes. Solo has necesitado una pequeña cosa, un cambio de mentalidad. Un cambio que te ha hecho acomodarte donde nunca antes habías pensado en llegar. Y sí, estaba más cerca de lo que creías.




    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.