Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Muchos temas daban vueltas en mi cabeza, infinitas paranoias que contar, pero no era capaz de escribir más de dos lineas, porque todo lo que escribía acababa siendo personal; lo cual tenía que ser desechado. Perder la INTIMIDAD es algo que no me gusta, ni estar bajo punto de mira o bajo control, el que quiera saber algo que me pregunte. Me gustan los cara a cara, poder leer a la gente. Yo soy de las que piensa que las palabras sobran; una mirada, un gesto, un movimiento, habla mucho más; el clásico "una imagen vale más que mil palabras", vamos.

    Tras sucesivos intentos y posponer el escrito desde antes de semana santa (admito ser procrastinadora, me encanta disfrutar de la adrenalina del último minuto, ¿llegaré? ¿no llegaré? Ese miedo que despierta tantas emociones y sensaciones... Yo me vuelvo loca, bueno, más loca de lo habitual);
    hoy miércoles, día de entrega, me he levantado a las 5 AM para escribirlo y he sido incapaz. He estado dos horas escuchando música y viendo monólogos; y a falta de 15 minutos para la clase, me encuentro con mi bro Juancho y no se ni como hemos acabado grabando un audio de chistes malos no, malísimos (los cuales se pueden escuchar) para mi trabajo y no ir sin nada a clase. Ha sido un dos por uno, hacer el trabajo y a la vez compartir algo que hago diariamente, echarme las risas y vacilar a la gente, y que estoy dispuesta a compartir ya que no es una debilidad, por lo tanto no me hace vulnerable.
    Tres consejos:
    Tus debilidades te hacen vulnerable (las pueden revertir contra ti).
    Trata como quieras que te traten.
    No hay mal que por bien no venga. Todo pasa por alguna razón.
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.