Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Semana Santa normalmente huele a Todasana

    La señora Aimara nos levantaba a las 7 los sábados por la mañana para desayunar, mi hermana Isabella y yo nos quejábamos lo típico aunque las protestas nunca llegaban a ningún sitio, nos temíamos el : “Nos vamos a Todasana”.

    Todasana esta ubicado en la Parroquia Caruao, estado Vargas, Venezuela. Esta a 2 horas de Caracas e implica coger el coche y adentrarse a lo que mis padres definen entusiastamente como “Aventura”.

    Nos montamos en el coche y el señor Javier pone las mismas canciones de toda la vida: Sodastereo, Bob Marley, John Mayer….Miro a mi hermana con la mirada que solo ella entiende.

    Mi hermana Isabella y yo no nos mareamos, aunque es una de las carreteras con mas curvas en todo el país pero la costumbre nos hace inmunes al daño.

    El agua del mar es azul color caribe y empieza a oler a pescado frito, ya estamos llegando a Todasana.

    La estatua de Simón Bolívar en la plaza central es muy típico de los pueblos venezolanos. También esta la virgen de Santa Rosa que en ese momento tiene pinta de una devoción cristiana muy pura y decente pero cuando son las fiestas de la Santa Patrona tiene todo menos pureza, si no mas bien una dosis magnífica de “Guarapita”

    Mi papa siempre cuenta cuando el y mi mama eran novios, que se venían a las fiestas patronales en un viaje connotado como “romántico” en el que al parecer por la noche mi mama era la reina de los tambores y mi papa el rey del anís del mono. Mi hermana y yo nunca hemos querido indagar más en el tema porque lo hemos vivido en carne propia: la señora Aimara sigue siendo la reina de los tambores y el señor Javier sigue siendo el rey del anís del mono.

    La playa de Todasana no es la mejor ni tiene la arena blanca leche y el mar azul cielo pero da la sensación de “Estar en casa”, por lo menos en mi familia. Mi papa saluda a “La morocha” que se encarga de preparar un pescado frito con limón y de las empanadas de cazón mas ricas del mundo. Pasa por delante “El negro Frank” y mi papa le invita una cerveza….Si, estamos en casa.

    Está vez la semana santa no huele a pescado frito ni a empanadas de plátano con queso, ni al “negro Frank”, ni a las curvas, ni a Bob Marley.

    Esta Semana Santa no huele a Todasana…
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.