Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • Aparezco de repente en un país que no conozco, en silencio. Entro en una cafetería, cojo sitio y comienzo a observar. Una pareja desafía al mundo a besos, inflando su amor; no dejan sitio para el resto. Me he puesto a ver la tele. Las noticias, todas las noticias, le enseñas los dientes a la felicidad, a la poca felicidad que queda. Sanz dice no al euskera, tres palestinos al agujero, gol del Madrid, detenidos por todas partes.
    Me pregunto, ¿qué es esto? ¿vivir o aguantar? Vivir y aguantar sin ti.
    De vez en cuando se ríe y se ocultan los miedos. Somos así. Malestar, un agujero negro. Lo que siento no es nada bueno. A veces, muchas veces, demasiadas, muy frecuentemente me doy cuenta de que estoy mal. “Camarero un café solo y doble, hoy no quiero soñar”.
    Ya basta. Levo anclas y salgo solo al mundo exterior. Pero me cuesta, me cuesta. No me arrepiento, solo hay heridas abiertas, lo siento.
    Ojalá pudiese cambiarte mis poemas por la historia que escribiste con tus manos y realizaste con voluntad para saber, mientras yo sufría, lo que hacías.
    Sé tan feliz como aparentas.
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.