Forgot your password?

We just sent you an email, containing instructions for how to reset your password.

Sign in

  • ¿Realmente son necesarias todas las partes del cuerpo? Y sobre todo, ¿hasta cuando lo serán, las que ahora dicen serlo? A los que nos salen las muelas del juicio nos gusta sentirlas. Estiramos la lengua fuertemente hasta atrás, forzando ese húmedo músculo porque sabemos que apenas llega hasta esos incomodos dientes. Las muelas de juicio… ¿Por qué? ¿Para que? A veces salen, a veces no, a veces salen pronto, y otras tarde, también pueden crecer tumbadas, de lado, del revés o realmente como a ellas les apetezca. También puede ser que salgan con el tiempo, tranquilas y sin ninguna prisa y terminar acomodándose y encontrando su hueco entre los otros 32 dientes y no molestar a nada ni a nadie.
    Pero siendo sinceros y en la mayoría de los casos estas muelas duelen, no sirven para nada y son un verdadero estorbo, así que las quitamos, como también hacemos a veces con las personas que se comportan de una manera parecida a las muelas cordales.
    Sí, esas personas que llevan muchos años en nuestra vida o incluso que acaban de llegar, pero que rápidamente o bien al tiempo empiezan a doler, acaparando demasiado espacio y que acaban comiéndose a todos los demás. Esas personas que no sabemos si son así individual y genuinamente, o se vuelven tóxicas al aparecen en nuestra vida.
    Esas que nos desconciertan y que no nos dejan respirar, nos asfixian pero a la vez no sabemos como dejarlas, o como decirles que ya no quiero, que ya no puedo, que se vayan para siempre y que no vuelvan, porque cada vez que se apartan parece que se llevan un trozo de nosotros.
    Se llevan un trozo de nuestro corazón, pero no nos damos cuenta de que igual ese trozo no se lo llevan por voluntad propia, y que igual no todo es blanco y negro, igual sí que somos nosotros quienes no les dejamos ir, quienes les obligamos a llevarnos con ellos y no les dejamos vivir. ¿Quiénes somos para prohibirle la entrada a otro ser en nuestra alma? Si tuviéramos esa fuerza… moveríamos muelas y perderíamos el juicio.
    • Share

    Connected stories:

About

Collections let you gather your favorite stories into shareable groups.

To collect stories, please become a Citizen.

    Copy and paste this embed code into your web page:

    px wide
    px tall
    Send this story to a friend:
    Would you like to send another?

      To retell stories, please .

        Sprouting stories lets you respond with a story of your own — like telling stories ’round a campfire.

        To sprout stories, please .

            Better browser, please.

            To view Cowbird, please use the latest version of Chrome, Safari, Firefox, Opera, or Internet Explorer.